Gabi Lazaro – Un Reflejo De Maternidad

11119065_10153119022793280_755525582_n

Venimos caminando juntas desde una vida pasada. Yo lo se porque ella me dijo. Un día, elle estaba jugando sola, y de repente me miro y me dijo; “Mama! Ahora me  acuerdoooo. Fuimos amigas, mejores amigas!! Ayyyyyyy!”

Yo la tuve joven y quizás no estaba preparada en ese momento, pero a la misma vez tengo la certeza que una mama nunca se siente 100% preparada. Pero nos toca cuando nos toca. Yo se que ella me eligió. Así tal como fui y como soy… ella me quería como su madre. Los hijos nos dan amor incondicional. Ellos nos enseñan a abrir nuestros corazones, a ser mas pacientes, a ser mas humildes, a caminar mas firmes. Ellos nos dan la dosis de amor que necesitamos para seguir caminando con fuerza. Un hijo es la mejor medicina que uno puede tener en la vida.

Somos madres para todos. Para toda la humanidad. Pachamama- Madre Tierra. Tenemos un trabajo parecido a la pachamama. Ella nos cría, nos alimenta, y nos mantiene sanos. Hacemos lo mismo para nuestras “guagüitas.”

Un hijo es un regalo para el mundo. Un hijo no es propiedad de una sola persona. Ese niño nace para luego caminar como un ser humano. Así vamos construyendo un mundo mejor, así vamos dejando nuestras semillas. Es una manera sagrada de reconocer nuestros antepasados y también de crear nuevos caminos, para las generaciones que vienen. Deberíamos reconocer nuestros hijos como seres libres. Y darle las alas para seguir volando.

Leave a Comment

%d bloggers like this: